miércoles, 12 de noviembre de 2008

De la proximidad de los cuerpos


Vida, que eres vida
en la estrechez de tu abrazo,
que fuimos de la mano en la inmediatez,
también yo te veré..,
lactante rebosar tu llanto,
de temblor desarropada en tus albores.

El contrapunto de una línea,
que se cruza
con aquel beso adolescente quebradizo.

Contemplaré tu compromiso,
el status en tu cadena productiva.

Pero… Tu cristalizada pasión,
descompuesto arco iris,
raras veces lo veras.

Será la proximidad de los cuerpos
que se obsequian asistentes
en apacible complicidad,
se auxilian y funden sus almas.

Vida, no me seas ajena…
Siénteme pero no al borde,
donde reaparezco y me descubro
arrojado siempre en la otra orilla.

La mano de tu inmediatez
también desea tu abrazo,
poder abarcar tu ser,
tal vez y solo eso..,
lo que otros cuerpos ven,
como crisálidas..,
ellas comparten tu piel.

Pero dame la mano..,
no me seas ajena,
que tanto te extraño.

Miguel Iñiguez Puche


*****

8/1/2005


1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola,

perdón por poner esto aquí, puede borrarlo una vez leído.

Solo quería que supiera de la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

Saludos,
Mónica